¡No me olvides! ¡Soy el desayuno!

Home / Sin categoría / ¡No me olvides! ¡Soy el desayuno!

¡No me olvides! ¡Soy el desayuno!

¡No me olvides! ¡Soy el desayuno!

El desayuno es la comida que más varía en su forma de presentación alrededor del mundo. En algunas comunidades está representado con platos de alto valor calórico que sustentará a la persona durante todo el día. En nuestro país, en cambio, se manifiesta como una comida de aporte calórico moderado que nos ayudará a comenzar el día y  junto a alguna colación nos sostendrá hasta el almuerzo, momento en el que consumiremos nuestra mayor cantidad de nutrientes.

¿Qué está bien y qué está mal?

Ninguno de los escenarios planteados anteriormente es correcto o incorrecto. Repasando algunas premisas fundamentales de alimentación saludable recordamos que “En materia de nutrición, lo importante es la suma de todo lo que consumimos durante el día y de qué manera lo hemos distribuido.”

La primera comida del día se adapta al ritmo de las distintas sociedades y respeta la cultura de cada pueblo, pero lo que es común a todos ellos, es que el desayuno es FUNDAMENTAL  y no debemos obviarlo o convertirlo en un simple aporte de líquidos y harinas.  Desde el punto de vista fisiológico, se trata de la primera ingesta del día que irrumpe luego de un período muy prolongado sin comer como lo son las horas de sueño.

¿Qué y por qué?

Un buen desayuno se define como una equilibrada combinación de lácteos, pan, cereales y frutas variadas que representan el 30% de los nutrientes que necesita diariamente el organismo para funcionar correctamente. Este concepto está ligado además a un mejor rendimiento físico y psíquico

Alimentos que debe contener el desayuno:

  • Cereales en copos, galletas o pan: En Snacks Danal te presentamos nuestros Copos de Maíz Azucarados o el delicioso Maíz Inflado, excelentes vehículos energéticos que aportan hidratos de carbono a la dieta y por ende ayudan a la presencia de glucosa para afrontar saludablemente el trajín cotidiano.
  • Lácteos en general: leche, yogur, queso, que combinados con los Cereales de Maíz Danal, aportan proteínas de alto valor biológico y mayores cantidades de calcio, hierro y zinc.
  • Frutas y jugos: Aportan las vitaminas hidrosolubles necesarias (que no se acumulan en el organismo) y deben ser incorporadas diariamente, colaborando al buen funcionamiento de intestino y los órganos digestivos.

Ya sabés como armar un buen y nutritivo desayuno. Ahora, ¡no olvides agregarle «Copos de Maíz Danal» a tu mesa y a empezar el día!